Descripción

Debido a la línea orgánica y la finura del asiento y el respaldo, la LCM (Lounge Chair Metal) de Charles y Ray Eames pronto recibió el apodo de «silla patata frita».